Lechugas por cultivo hidropónico (sin tierra)
Es algo más que una demostración científica de que es posible cultivar sin tierra. Es la prueba de que se pueden cultivar verduras y hortalizas en las ciudades. En este caso, han sido alumnos del Centro de Formación Municipal de A Grela, en A Coruña, los que han cultivado mediante una técnica hidropónica lechugas y calabacines.

Este sistema ofrece varias ventajas: el mejor aprovechamiento de los recursos y del espacio y la mejora de la ergonomía para los agricultores. Por otra parte, si no se utilizan pesticidas químicos, resulta inofensivo para el medio ambiente. Por último, el consumo de energía es menor que en un método de cultivo tradicional, consigue una mayor eficiencia del agua y los nutrientes minerales se usan de forma más eficiente.

El profesor Jorge Vázquez ha supervisado las tres plantaciones. Cada una de ellas, cuenta con su propia iluminación para lograr el crecimiento de la planta en el menor tiempo posible. Los costes de producción son mínimos. Las verduras se usarán para consumo propio.

De momento, el equipo científico ha conseguido reducir a 45 días el proceso biológico de la planta: desde la germinación a la recolección de una lechuga. Con este cultivo hidropónico la cosecha se puede realizar antes.

La idea se puede ampliar, creando instalaciones que produzcan verduras listas para el consumo, lechugas que se comercializan frescas, cortadas, lavadas y embolsadas. Una excelente oportunidad para crear empleo de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Energía fotovoltaica

Además, el sistema usa energía renovable y limpia, proporcionada por un sistema de placas fotovoltaicas instalado por alumnos del taller de electricidad. Por tanto, el sistema es totalmente autosuficiente desde el punto de vista energético, reduciendo el consumo de electricidad.

Otros estudiantes de diferentes ramas han participado en el proyecto: los alumnos de los talleres de soldadura han instalado las estructuras metálicas del vivero y, los de fontanería, el circuito de agua. Un gran equipo que produce alimentos ecológicos, sanos y de forma eficiente.