Beneficios de proteger la biodiversidad de la dehesa extremeña
En Olivenza, Badajoz, se celebró el Foro Regional de Biodiversidad, organizado por la Fundación Global Nature y que contó con la participación de quince empresas extremeñas. Se debatió sobre la importancia económica de mantener la biodiversidad en la dehesa. El foro sirvió para que los actores implicados en la gestión y conservación de la biodiversidad de la dehesa extremeña entraran en contacto.

También se crearon grupos de trabajo para realizar actividades que se financiarán con los cerca de 6.000 euros obtenidos, como, por ejemplo, la plantación de encinas, la instalación de un gallinero para el control de plagas o trabajos de detección y limpieza de focos de la seca en alcornoques y encinas. Además, algunos ganaderos solicitaron la realización en sus explotaciones de una comprobación de biodiversidad para valorar si existiera un impacto negativo y, es tal caso, remediarlo.

Los participantes han sido asociaciones y propietarios de explotaciones ganaderas de porcino y bovino, transformadores del corcho, técnicos de diferentes empresas y administraciones, y empresarios de turismo y ocio de naturaleza. Para Eduardo de Miguel, director de la Fundación Global Nature, la biodiversidad de la dehesa, en el caso de Extremadura, es una oportunidad de negocio, por lo que es importante valorar su impacto en la biodiversidad y disminuirlo, para frenar de ese modo la pérdida de riqueza biológica en el campo extremeño.

Una de las acciones que se está investigando es el control de plagas para evitar la propagación de la seca, enfermedad que acaba con las encinas y alcornoques producida por hongos.

Los organizadores del evento también han destacado la apuesta de la empresa Ence por la conservación de la biodiversidad. Esta compañía está realizando una comprobación de la biodiversidad para valorar el impacto ambiental de su actividad y compensarlo.

Los socios del proyecto forman un consorcio entre representantes de Alemania, España y Países Bajos que agrupa a algunas ONG y a instituciones internacionales dedicadas a la conservación de la naturaleza como el UICN, Global Nature Fund, la Fundación del Lago de Constanza y la Fundación Global Nature), así como consultoras especializadas en Responsabilidad Social Corporativa y agencias de comunicación del sector.